Tacna -  Introducción y Ficha Técnica

 

Tacna es, sin lugar a dudas, sinónimo de peruanidad y, además, el altar de la patria. Con las rebeliones de Zela y Paillardelle, demostró desde muy temprano su vocación por la independencia y la libertad. Sin embargo, sería la guerra con Chile la más severa prueba para el patriotismo tacneño: junto con Arica, fue ocupada y saqueada por los chilenos y tomada en calidad de prenda luego del conflicto. Pero, a pesar de los esfuerzos del invasor, Tacna se mantuvo heroicamente en la brega por retornar al seno de la patria, consiguiéndolo finalmente en 1929. Cualquier viajero que vaya a Tacna y presencie el Paseo de la Bandera no dudará en reconocer cómo en uno de los rincones más alejados del Perú se encuentran los testimonios más fervorosos de la conciencia nacional.

En la actualidad, Tacna es un departamento dedicado principalmente al comercio y la minería, pero también presenta una serie de atractivos singulares que concitan el interés de los turistas nacionales y extranjeros, como las pinturas rupestres de Toquepala, los petroglifos de Miculla, las coloridas campiñas y lagunas serranas y la peregrinación al santuario del milagroso Señor de Locumba.