Lima -  Hidrografía y Medio Ambiente

 

Hidrografía

Todos los ríos que drenan el territorio limeño pertenecen a la cuenca del Pacífico. Tienen corto recorrido, lechos con fuertes pendientes y gran variación en el volumen de sus aguas. Los principales son, de norte a sur, Fortaleza, Pativilca, Supe, Huaura, Chancay, Chillón, Rímac, Lurín, Mala, Omas y Cañete. En sus riberas y en la del mar se asientan las principales ciudades del departamento. En época de lluvias, los fenómenos morfológicos importantes, conocidos como huaicos o cuencas torrenciales (sobre todo cuando suceden fenómenos extraordinarios de El Niño), arrastran en su descenso lavas torrenciales denominadas llocllas, de gran poder destructivo.

La laguna principal es la de Paucaricocha, ubicada a 4 284 metros sobre el nivel del mar, en el distrito de Tanta, provincia de Yauyos. Pertenece a la cuenca del Pacífico y a la del río Cañete.

Además, Lima ofrece diversos balnearios con aguas termales y medicinales, como la laguna de Boza, La Yesera, Chilca, Chinchín y las aguas minerales litinadas de Chancay, Chuquitanta y San Mateo.

Medio ambiente

Lima tiene potenciales recursos medioambientales, pero la contaminación de los ríos Rímac y Chillón y la contaminación de las cuencas oceánicas litorales son los principales obstáculos para los ecosistemas que albergan, debido principalmente a las aguas servidas que se vierten en el río y en el mar sin tratamiento previo.

Relieve

En la costa hay predominio de grandes extensiones desérticas, enmarcadas por colinas y, en muchos casos, interrumpidas por oasis formados por los ríos que llevan agua todo el año. En esos extensos valles costeros, como Pativilca, Chancay, Rímac, Lurín y Cañete, se encuentran asentadas ciudades y prospera una agricultura de riego. Los accidentes más importantes corresponden a colinas aisladas o a aquéllas que forman sistemas, quebradas secas, terrazas fluviales y marinas, relieves ondulados y acantilados litorales.

El sector andino es más accidentado. En los pisos bajos hay vertientes con densa red de thalwegs; en las altitudes medias y superiores se encuentran profundos y estrechos “cañones” fluviales formados por los ríos Huaura, Chillón, Rímac y Cañete. De estos cañones, uno de los más conocidos es el del Infiernillo, al este de Lima, modelado por el río Rímac a partir de los mil metros de altitud, el cual puede observarse en toda su magnitud  si se   viaja por carretera o por tren. En las punas, se encuentran formas suaves y valles en auge glaciar.

La morfología litoral, al igual que en toda la costa, es poco accidentada. En el litoral, las bahías de Huacho, El Callao o Chorrillos son los accidentes más importantes. La parte insular del departamento está representada por las islas San Lorenzo (la más  grande y extensa, cuya mayor altura alcanza los 300 metros aproximadamente), El Frontón, Huaura, Mazorca, Pescadores, Don Martín, Pachacámac, Corcovado, Chilca y Asia.