La Libertad -  Geografía y Medio Ambiente

 

El departamento de La Libertad posee una rica y variada fisiografía: playas y desiertos, nevados y valles andinos; e incluso zonas húmedas denominadas “pie de montaña” se van presentando a medida que el visitante se interna en el territorio desde la costa hasta la ceja de selva, en la parte oriental del departamento. En la costa, los valles, extensas planicies cultivadas, se intercalan con desiertos y parajes agrestes de moderada amplitud y los ríos Jequetepeque, Chicama, Moche y Virú. La sierra, a diferencia de la costa, no presenta muchos valles; por el contrario, el territorio que conforma la región andina se encuentra a más de 4 000 metros sobre el nivel del mar, por lo que los cultivos son estacionales, dependiendo mucho del clima y temperatura. La pervivencia de la fauna y flora de La Libertad está garantizada gracias a las variadas reservas, santuarios y bosques de protección que han sido creados desde 1980, con el fin de proteger a mas de 500 especies que habitan en la región, en especial al guanaco y a la Puya Raimondi, bromeliácea que le debe su nombre al insigne explorador italiano, quien fue uno de los primeros protectores de esta gigantesca planta.

Relieve y clima

La Libertad reúne, en su contrastante orografía, las planicies fértiles y desérticas de la costa, las abruptas quebradas de la sierra y las boscosas y exuberantes colinas de la selva alta. Un recorrido por dichas regiones brindará al visitante la posibilidad de recorrer un sinnúmero de contrastantes paisajes. Así, la árida costa es atravesada por fértiles valles; mientras que la región andina, la mayor parte de su territorio, presenta altitudes que sobrepasan los 4 500 metros sobre el nivel del mar; y, hacia el extremo oriental, sus territorios forman parte de la cuenca del Amazonas.

El clima es variado y complejo. En la costa es cálido y templado, con ausencia de lluvias; y en el interior es templado y frío.

Sin embargo, un recorrido por el departamento mostrará sus singulares contrastes de exuberancia y austeridad, grandeza y sencillez. Las peculiaridades de fauna y flora de estos lugares han llevado al Estado peruano a elaborar estrategias de protección permanente, concretadas en reservas y santuarios nacionales, para preservar las especies de la región y sus respectivos ecosistemas. De esta manera, la puya Raimondi y el guanaco, algunos ejemplos de la riqueza natural de este territorio, estarán libres de la extinción.

Hidrografía

Mar frío de la Corriente Peruana
Con temperaturas promedio de 14°C y una dirección predominante de sur a norte, la Corriente Peruana o Mar de Humboldt trae hacia las costas del territorio nacional (desde Tacna hasta Punta Pariñas, en Piura) las frías aguas antárticas. Una de sus características principales es la abundante producción de plancton, microorganismos que sirven de alimentación y sostén a una de las diversidades ictiológicas más ricas del planeta (alrededor de 300 especies).

La fauna marina está compuesta sobre todo por 200 especies de aves guaneras y migratorias, un significativo número de mamíferos, entre los que destacan los lobos marinos y el gato marino (especie de nutria) o “chingungo”, y alrededor de 30 especies de cetáceos (delfines, marsopas y ballenas). Además, la evaporación de sus aguas favorece la formación de neblinas durante el invierno, fenómeno que impide la presencia de lluvias en la costa.

Principales ríos
Los principales valles arroceros y azucareros se han formado gracias a los siguientes ríos que recorren su territorio: Jequetepeque, Chicama, Moche y Virú, que vierten sus aguas en el Pacífico después de regar los cultivos.

Lagunas

El departamento de La Libertad posee cuatro lagunas principales: Huangagocha (3 840 msnm), ubicada en la provincia de Sánchez Carrión; Pías (1 859 msnm), en la provincia de Pataz; Sausacocha (3 160 msnm), en la provincia de Sánchez Carrión; y Quishuar (3 530 msnm), en la provincia de Bolívar.

Reservas y áreas naturales

Reserva Nacional de Calipuy

Establecida en enero de 1981, sobre una extensión de 60 mil hectáreas en la zona altoandina del departamento de La Libertad, constituye el último refugio de las poblaciones norteñas de guanacos, especie que actualmente se encuentra en grave peligro de extinción.

El guanaco (Lama guanicoe huanacus) es uno de los mayores camélidos silvestres, con un tamaño que oscila entre 1,2 y 1,75 metros, incluyendo la cabeza, y un peso en los ejemplares adultos que puede llegar a 140 kg. Las cuatro especies registradas habitan los Andes de Argentina, Chile, Bolivia y Perú, y se caracterizan por tener un delgado y lanudo pelaje, de color café claro.

Santuario Nacional de Calipuy Muy cerca de la reserva del mismo nombre, se ubica uno de los mayores rodales de puya de Raimondi, una de las plantas más singulares del planeta. Con el objeto de protegerla se estableció, en 1981, el Santuario Nacional de Calipuy, sobre una superficie de 4 500 hectáreas.

Bosque de Protección Puquio-Santa Rosa

Fue establecido en 1982, sobre una superficie de 72,50 hectáreas, con la función de proteger los ecosistemas ubicados sobre las partes altas de las cuencas de los ríos y para impedir que prácticas como la agricultura migratoria ocupen zonas definitivamente no aptas para actividades agropecuarias y ocasionen daños irreversibles a los recursos hídricos y al medio ambiente de la región.