Amazonas - Danzas, Fiestas y Celebraciones

Danzas tradicionales

La chumaichada es una danza nativa de Chachapoyas y se baila como una cuadrilla francesa. La coreografía deriva de una danza denominada “Los lanceros”, introducida por el obispo Emilio Lisson. La música es de origen indígena y similar al huayno, pero con mayor aceleración. Esta danza tradicional generalmente se baila al inicio y al final de toda celebración. El ritmo es frenético y en muchas ocasiones los músicos terminan danzando con las parejas, en medio de una gran algarabía. La cuadrilla más famosa es Los danzantes de Levanto, que ejecutan sus lances al son de la tinya y la antara.

La huanca, originaria del pueblo de Huanca, cercano a Chachapoyas, está asociada con actividades productivas o creativas como la construcción de una casa, la siembra o cosecha, trabajos comunales, etc. Es una danza de agradecimiento a las fuerzas de la naturaleza y del universo.

Los pastorcillos es una danza difundida por el Perú entero, aunque cada región conserva sus peculiaridades. Se baila en grupos infantiles en Nochebuena para celebrar el nacimiento de Jesús. Los bailarines son niños de la ciudad de Chachapoyas, provistos de panderetas y sonajas, que también cantan villancicos en honor del Niño Dios. A diferencia de otras regiones del norte del Perú, aquí el baile es mixto: cuatro alegres niñas, vestidas íntegramente de blanco, conducen rítmicamente al niño Jesús hacia su pesebre, donde lo esperan los regalos que han dejado los reyes magos y los pastorcitos.

El carnaval se baila durante estas fiestas carnestolendas en las calles y alrededor de la yunsa o humisha, árbol cargado de regalos. Las parejas bailotean al compás de una melodía parecida al huayno mientras circunvalan el árbol, hasta que éste es derribado por los golpes de hacha que le asestan alternadamente los concurrentes.

Otras danzas importantes de este departamento son: la conchiperla, con un lance consistente en que el varón ponga su rodilla a tierra mientras tiende su pañuelo a su pareja – de no hacerlo, deberá beber una copa de aguardiente en castigo; el trapichillo, baile de cuatro parejas que se toman de la mano derecha y danzan girando de derecha a izquierda; y la divertida quinsamana, en la cual los danzantes se intercambian insultos y piropos a manera de contrapunto. También son importantes el ancashkeskin, las trenzas y la chuquiac. El pueblo de Jalca es reconocido oficialmente como la capital folclórica de Amazonas.

Fiestas y celebraciones Los pueblos de Amazonas son muy creyentes en Dios, los santos y los milagros. Pero muchas de estas ideas religiosas se encuentran impregnadas de su particular cosmovisión de ver todo lo que les rodea como animado. Así, muchas de las imágenes religiosas están ligadas a fantásticas apariciones en las que prima alguna cueva. Hay, por ejemplo, tres vírgenes que fueron encontradas en una cueva por una misteriosa pastorcita que fue extrañamente atraída hacia ese lugar. Estas tres vírgenes son las de Belén, Sonche y Levanto.

Entre las celebraciones religiosas destaca la fiesta de la Virgen de Asunta, patrona de Chachapoyas, que se celebra cada 15 de agosto. La fiesta religiosa se ve complementada además con actividades culturales, recreativas y sociales, en las que participa todo el pueblo. Otra fiesta patronal de suma importancia es San Nicolás, que se celebra cada 5 de septiembre en la provincia de Rodríguez de Mendoza. San Nicolás Tolentino es el patrón de Mendoza y la oración que se le ofrece con mayor asiduidad es: “San Nicolás, patrón de mi pueblo, quiero y adoro porque saca las almas del purgatorio”.